Por Lucía Boero

El Feng Shui es uno sólo, pero abarca varias escuelas, cada una tiene sus herramientas y aplicaciones. Si no se conocen, causa confusión entre los principiantes. Hay dos escuelas principales: La Escuela de la Forma y la Escuela de la Brújula.

La Escuela de la Forma es la más antigua y la base de todo, está basada en las formas geográficas, montañas, valles y ríos. En la ciudad moderna se adapta hacia las construcciones y calles, la distribución de la casa, las formas, los colores, la posición de los muebles, lo que vemos y percibimos con nuestros sentidos (Ver: Los 4 Animales Celestiales). Es el estudio del Qi visible.

La Escuela de la Brújula, nos revela la información de las energías metafísicas que no vemos con nuestros ojos cuando llegamos a una casa, es el “mapa” donde se encuentra la distribución de energías que están relacionadas con distintos aspectos como relaciones, armonía, salud, profesión, prosperidad, etc. Es el estudio del Qi invisible. Toma en cuenta la orientación magnética de la casa, trabaja con la brújula, mapas de diagnóstico y cálculos matemáticos. Las Escuelas de la Brújula son varias, de las cuales las principales son la Escuela Bazhai y la Escuela Xuan Kong Feng Shui. También hay otras más especializadas como los Métodos de Agua y el Xuan Kong Da Gua.

La Escuela Bazhai o Escuela de las Ocho Casas, es una de las más populares y nos enseña que hay ocho tipos de casas según las 8 orientaciones. Según la dirección de la casa obtenemos el Zhaigua o trigrama de la casa. Cada casa está dividida en ocho sectores, según los 8 Guas o trigramas, y tienen ocho tipos de energías: cuatro favorables y cuatro desfavorables. Los sectores favorables son activados y aprovechados para las actividades importantes como dormir y trabajar, los sectores desfavorables deben ser debilitados y utilizados para cosas secundarias. Las “curas” o armonización del Bazhai se basan en el “wuxing”, los Cinco Elementos. Según la fecha de nacimiento de los habitantes de la casa, obtenemos el Mingua o trigrama del destino, lo que nos da las direcciones más favorables para cada persona.

La Escuela Xuan Kong, llamada también las Estrellas Volantes, es la más dinámica y la más avanzada de las Escuelas de la Brújula. Se basa en la orientación (que aquí llegan a 24 direcciones) y el tiempo, la fecha de construcción de la casa. Estas dos variables se conjugan para dar la lectura y el diagnóstico más apropiado. Las “estrellas” simbolizadas por los números del 1 al 9 están simbolizadas en el Luo Shu, el cuadrado mágico de tres por tres casillas que sumadas en cualquiera de sus direcciones siempre suma 15. Mediante cálculos matemáticos se determina la posición de las estrellas en los nueve sectores y la combinación entre ellas nos dan resultados positivos o negativos en cada sector. Estos resultados pueden mejorarse o contrarrestarse a través de los Cinco Elementos y sus ciclos. Aplicado el Xuan Kong Feng Shui junto con la Escuela de la Forma nos da resultados inmejorables. Es lo que se conoce actualmente como el Feng Shui Clásico o “tradicional” y es practicado ampliamente por renombrados Maestros de este arte tradicional.

La Escuela de los Sombreros Negros, desde hace aproximadamente 30 años ha sido ampliamente difundida en occidente por el maestro Lin Yun, fundador de la “Secta Budista del Sombrero Negro”. Se basa en la aplicación del Bagua dividido en ocho sectores en que cada uno representa un aspecto de la vida como: finanzas, fama, pareja, hijos, protectores, profesión, estudios y familia. Este Bagua práctico se aplica en una casa a partir de la puerta de entrada. A nivel mundial este sistema está siendo ampliamente criticado, ya que no tiene sus raíces en el Feng Shui tradicional de los clásicos de la antigüedad y se le ha quitado un instrumento fundamental del Feng Shui: la brújula! Por tanto no recomiendo esta práctica que si bien es muy fácil de aplicar, no va a dar ningún resultado seguro. Investigue y estudie, el Feng Shui es un estudio profundo y complejo, no podemos pretender aprender un arte milenario con tan sólo leer un libro.

Las Ocho Aspiraciones de la Vida, este sistema ha sido difundido por Lilian Too, a través de sus numerosos libros. La casa se divide en los mismos sectores que la Escuela de los Sombreros Negros, pero se basa en los puntos cardinales reales y se trabaja cada sector según su trigrama y el elemento que le corresponde. Las finanzas están en el Sudeste, la fama en el Sur, la pareja en el Sudoeste, los hijos en el Oeste, los protectores en el Noroeste, la profesión en el Norte, el estudio en el Noreste y la familia en el Este. Aunque todavía es un sistema muy básico, este método por lo menos toma en cuenta las direcciones y los elementos reales de cada trigrama del bagua.

Pin It on Pinterest

Share This