Argumentos de ambas partes 
Por Heluo

Observe como ambas posiciones del debate sobre los hemisferios basan sus argumentos y teorías alrededor de los cinco elementos como la observación de las estaciones y la progresión de las estaciones, en vez de tomar el magnetismo de la tierra como el punto de partida del Feng Shui.

El Fuego al Sur en el Luo Shu es para demostrar que el Qi Fuego (+) se origina en el Norte, pero es detenido por una pared en el Sur. El Agua al Norte en el Luo Shu es para mostrar que el Qi Agua (-) se origina en el Sur, pero se acumula en el Norte.

Los consejeros del emperador chino no estaban orientados hacia el new age, ni tampoco eran hippies ni pertenecían a cualquier otro movimiento alternativo. Estas personas eran eruditos, altamente educados en astronomía y matemáticas.

Estos eruditos encontraron que el microcosmos y el macrocosmos tenían un evidente sincronismo entre ellos, y Huang Di, el primer emperador chino, encontró que la planta del arroz mostraba una etapa de vida de doce fases muy bien definidas. Más tarde, estudios similares se hicieron para el cuerpo humano y así se descubrieron los meridianos, como también, más tarde, se encontraron las etapas de vida de las construcciones y las hemos incorporado en el Xuan Kong Feng Shui.

Como el maestro Joseph Yu explica:
(http://chinese-fengshui.freeservers.com/south-h.htm)

“Mientras nos movemos hacia el área tropical, la energía caliente domina todo el año. Si nos movemos hacia el Polo Norte, la energía Agua domina. Se utiliza el mismo mapa, pero las fuerzas de las diferentes energías varían. Mientras que si nos trasladamos al hemisferio meridional la situación se invierte. Es como natural diseñar el mapa de la siguiente manera.

Para las áreas en y cerca del Ecuador es la energía del fuego la que domina. La energía Fuego viene de todas las direcciones además de las otras energías. El hecho que las enfermedades tropicales de las áreas puedan extenderse más fácilmente es porque la energía Fuego fortalece las estrellas malignas número 2 y el número 5”.

El maestro Yu explica más adelante cómo el Ba Gua es un mapa superficial de la energía que puede tomar en consideración la fuerza de los Cinco elementos en las ocho direcciones de acuerdo a la latitud de un lugar, considerando las condiciones climáticas, pero que el Lou Shu es el mapa de la energía reducido a un área determinada por las posiciones de la montaña y del agua y que no debe ser modificado.

En los comienzos de los años 70 los autores Sherrill y Chu, repentinamente sugirieron en uno de sus títulos que debería haber una diferencia en calcular la energía Qi para los hemisferios Norte y Sur.

Estos autores tenían un mero interés académico en la metafísica china, no eran practicantes, pero apenas la tinta de su planteamiento se había secado, esta idea fue rápidamente adoptada y promovida por algunos profesionales.

Su racionamiento era que los chinos no habían estado conscientes del hemisferio Sur, pero deberían haber entendido que fueron los chinos quienes descubrieron el campo magnético de la tierra y la brújula.

El racionamiento de que los chinos no sabían del hemisferio Sur, y tomando este razonamiento como justificación para su posterior doctrina “diferente”, ha sido uno de los fuertes y recurrentes argumentos usados por la Escuela del Sur y una de las más fuertes y persistentes demostraciones del razonamiento hippie aún hoy en uso, pero regresemos a la escuela primaria y podremos fácilmente descartar este error.

Todos sabemos que la civilización comenzó en África, debemos remontarnos hasta Mesopotamia, Alejandría, llegando a los países como la antigua Persia (hoy Irán), Iraq, Egipto. La historia de la humanidad, la historia de la civilización, es un cuento sin fin de migraciones en todas direcciones.

Ahora, también sabemos que la gente china no se originó en Asia, sino que habían emigrado de Mesopotamia. Eso es África misma, así que la pregunta es ¿habían sido los chinos ignorantes acerca del hemisferio Sur?, o -África se extendió tanto hacia el hemisferio Norte como hacia el hemisferio Sur- o habría sido muy problemático viajar hacia el sur, estando en el continente africano de todos modos, llegar hasta el hemisferio sur.

Mejor no asumamos que los chinos estaban en el hemisferio sur, porque habrían estado por supuesto, sino que mejor lo demostramos con un simple ejemplo.

En un artículo de Brigitte Maurey, se explica cómo los pueblos asiáticos habían estado en Polinesia, que está justo al Noreste de Australia, y cómo incluso descubrieron la brújula [http://pvs.hawaii.org/rapanui/compass.gif], que a propósito fue utilizada para propósitos cartográficos o náuticos, no para medir el Qi.

El artículo demuestra cómo gente del Sureste de Asia, más exactamente Taiwán, Indonesia y Filipinas emigró al área en alguna parte alrededor 1600 A .C. Esto explica que la gente asiática si conocía el hemisferio Sur, incluso mucho antes los chinos inventaran la aguja magnética, y el Luo Pan.

Que los chinos no tenían conocimiento de la existencia del hemisferio sur es una suposición errónea, así que este racionamiento para adaptar la práctica del Feng Shui al hemisferio sur, ahora es un argumento no válido.

Cuando estoy parado en mi país (Holanda) tomando una lectura de la brújula, obtengo el norte magnético. Incluso aunque no conozca algunos países al norte o al sur de mi país, la gente en esos países mide el mismo norte magnético cuando toman una lectura de la brújula en sus países.

Cuando mido con la brújula en el hemisferio Norte, obtengo el norte magnético. Cuando mido con la brújula en el hemisferio Sur, obtengo el norte magnético.

No es sólo en el campo magnético de la tierra o la magnetosfera de la tierra en lo que estamos interesados. La física del sol debe ser una parte importante de sus estudios si usted quiere ser un experto en Cuatro Pilares, en el Feng Shui o en el Ki de las 9 estrellas. Lo mismo para los estudios de Yi Jing.

El sol produce el viento solar, causado por la Corona y se dice que es el origen de la condición humana y de la forma. Aquí está una ilustración gráfica de la relación entre el viento solar del sol y la magnetosfera de la tierra.

Copyright © 1994 Feng Shui Network Netherlands/Heluo
Traducción: Lucía Boero

Pin It on Pinterest

Share This