Los Cuatro Animales Celestiales

Por Lucía Boero

El Feng Shui trabaja con una serie de mapas que se utilizan según los diferentes métodos y escuelas. Uno de los mapas básicos más conocidos de la Escuela de la Forma, es el mapa de «Los Cuatro Animales Celestiales», el cual se utiliza desde los albores del Feng Shui para buscar el asentamiento ideal donde construir una casa.

Los Cuatro Animales Celestiales son: la Tortuga Negra, el Tigre Blanco, el Dragón Verde y el Pájaro Rojo. La Serpiente Amarilla se considera en algunas escuelas como un quinto animal y se refiere a la casa misma.

En un principio, estos eran cuatro grandes constelaciones que rodeaban a la constelación de la Osa Mayor (Bei Du, en chino) y funcionaba como un enorme reloj cósmico marcando estaciones y direcciones. Muchos principios del Feng Shui tuvieron su base en realidades astronómicas. Posteriormente estos mismos nombres fueron aplicados a las formas de la tierra.

El Asentamiento Ideal

Los sabios de la antigüedad determinaron que una casa estaría protegida de los vientos, el clima y los enemigos, con una montaña atrás, dos colinas protectoras a cada lado otorgarían mayor estabilidad al lugar, y un espacio abierto en el frente, con vista despejada y presencia de agua completa el cuadro ideal.

En su aplicación práctica, usted debe definir el frente y el fondo de su casa, el frente es el espacio que corresponde al Pájaro Rojo y el fondo es la Tortuga Negra.

La Tortuga Negra: el Feng Shui tiene mucho de sentido común, en la espalda no tenemos ningún órgano de percepción y somos vulnerables, de ahí viene que lo ideal es tener una montaña protectora detrás de nuestra casa. La Tortuga Negra aporta estabilidad, apoyo y armonía a las personas.

El Dragón Verde: es la montaña que está a la izquierda de la casa (mirando desde la casa hacia afuera), tiene que ver con la sabiduría y la protección. Es muy auspicioso contar con un buen Dragón Verde.

El Tigre Blanco: es una montaña a la derecha de la casa, simboliza también protección y debe ser más baja que el Dragón.

El Pájaro Rojo: es un espacio abierto delante de la casa, mejor si la parte delantera del terreno es más baja que la parte trasera. Tiene que ver con la prosperidad y mejor aún si existe la presencia de agua.

Los Cuatro Animales en un ambiente urbano

En la ciudad las montañas han pasado a ser los edificios y los ríos son las calles y avenidas. Por lo tanto, si no tiene una montaña real atrás, sería bueno tener otra casa o edificio más alto, aunque no debe estar demasiado cerca. Dos edificios a los lados, todo esto proporcionadamente, que los edificios o casas que le rodean no sean demasiado grandes y «opriman» su casa. Adelante un espacio abierto como un parque, una plaza o por lo menos un buen jardín delantero. La calle frente a su casa corresponde al río, el movimiento.

En el jardín también se puede representar estos animales, colocando por ejemplo, árboles altos a la izquierda de la casa o una enredadera verde sobre la muralla izquierda del terreno, en el lado Dragón. Arbustos con flores blancas o una pared blanca a la derecha, en el lado Tigre. Y delante un jardín despejado, en el lugar del Pájaro Rojo.

Este principio se usa tanto en exteriores, en el entorno de la casa, como en interiores en la ubicación de los muebles. Por ejemplo, su cama debe estar apoyada en una pared sólida, esa es su montaña protectora y la puerta de la habitación debe estar dentro de su radio de visión, ese es su río (movimiento).

En su escritorio de trabajo no sería bueno tener en su espalda una ventana o un pasillo, su espalda también debería tener detrás una pared sólida y al frente puertas y pasillos, el movimiento.

Lucía Boero
Noviembre 2000

Astrología China

Astrología China

Astrología China Los 4 Pilares del Destino por Lucía Boero

La astrología china es mucho más de lo que se conoce popularmente como los doce animales del zodiaco chino. Lo que se usa en occidente es el animal del año de nacimiento para definir el carácter de la persona.

La leyenda cuenta que Buda antes de su partida, convocó a todos los animales a una reunión, a la cual solamente asistieron doce. Como premio, Buda dio el nombre de cada uno de ellos a un año, siguiendo el orden de su llegada: la Rata , el Buey (o Búfalo), el Tigre, el Conejo, el Dragón, la Serpiente , el Caballo, la Cabra , el Mono, el Gallo, el Perro y el Cerdo (o Jabalí).

 

Según el animal del año de nacimiento, las personas llevarían en su carácter algo de la naturaleza de estos animales. Claro que ésta es sólo una leyenda, no sabemos con certeza cuando se comenzó a usar la asociación con estos animales.

En todo caso, esto puede servir como una primera aproximación. Pero, no podríamos decir que todas las personas nacidas en un año Serpiente son iguales, esa sería una interpretación muy general.

En astrología china, la escuela tradicional se llama BA ZI -Los 4 Pilares del Destino- es un sofisticado sistema para calcular e interpretar una carta astrológica china. El destino de las personas está definido por cuatro pilares o columnas que contienen cuatro elementos en la parte superior y cuatro animales en la parte inferior. Estos 4 Pilares son: el Pilar del Año, el Pilar del Mes, el Pilar del Día y el Pilar de la Hora.

Los Cinco Elementos de la parte superior se llaman los Troncos Celestes y los animales de la parte inferior se llaman las Ramas Terrestres.

Hay 10 Troncos Celestes que son los Cinco Elementos chinos, más correctamente las Cinco Fases de la energía: Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua, pero son diez porque cada elemento tiene una fase yang y una fase yin. Las Ramas Terrestres son 12 y corresponden a los 12 animales del zodíaco chino.

10 Tallos Celestes 12 Ramas Terrestres 
Jia (+Madera) – Yi (-Madera)
Bing (+Fuego) – Ding (-Fuego)
Wu (+Tierra) Ji (-Tierra)
Geng (+Metal) – Xin (-Metal)
Ren (+Agua) – Gui (-Agua)(+) es Yang y (-) es Yin
Zi Rata – Chou Buey – Yin Tigre – Mao Conejo
Chen Dragón – Si Serpiente – Wu Caballo – Wei Cabra
Shen Mono – You Gallo – Xu Perro – Hai Cerdo

Cada signo animal rige un año, un mes, un día y una hora

Rata 1924, 1936, 1948, 1960, 1972, 1984, 1996, 2008
Buey 1925, 1937, 1949, 1961, 1973, 1985, 1997, 2009
Tigre 1926, 1939, 1950, 1962, 1974, 1986, 1998, 2010
Conejo 1927, 1939, 1951, 1963, 1975, 1987, 1999, 2011
Dragón 1928, 1940, 1952, 1964, 1976, 1988, 2000, 2012
Serpiente 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001, 2013
Caballo 1930, 1942, 1954, 1966, 1978, 1990, 2002, 2014
Cabra 1931, 1943, 1955, 1967, 1979, 1991, 2003, 2015
Mono 1932, 1944, 1956, 1968, 1980, 1992, 2004, 2016
Gallo 1933, 1945, 1957, 1969, 1981, 1993, 2005, 2017
Perro 1934, 1946, 1958, 1970, 1982, 1994, 2006, 2018
Cerdo 1935, 1947, 1959, 1971, 1983, 1995, 2007, 2019
Rata 7 Diciembre 23 a 1 hrs.
Buey 4 Enero 1 a 3 hrs.
Tigre 4 Febrero 3 a 5 hrs.
Conejo 6 Marzo 5 a 7 hrs.
Dragón 5 Abril 7 a 9 hrs.
Serpiente 6 Mayo 9 a 11 hrs.
Caballo 6 Junio 11 a 13 hrs.
Cabra 7 Julio 13 a 15 hrs.
Mono 7 Agosto 15 a 17 hrs.
Gallo 7 Septiembre 17 a 19 hrs.
Perro 8 Octubre 19 a 21 hrs.
Cerdo 7 Noviembre 21 a 23 hrs.

 

Los antiguos chinos establecieron un sistema de 12 horas dobles por día, quiere decir que cada dos horas cambia el animal de la hora.

El Calendario Chino

El calendario chino está formado por un ciclo de 60 combinaciones de los 10 Troncos Celestes y 12 Ramas Terrestres. Cada año, mes, día y hora es representado por una combinación de un Tronco (elemento) y una Rama (animal).

Al asociar 10 Troncos y 12 Ramas tendríamos un ciclo de 120 combinaciones, pero las Ramas Yang sólo combinan con los Troncos Yang y las Ramas Yin combinan con los Troncos Yin, por eso tenemos un ciclo de 60 combinaciones.

A diferencia del calendario occidental, este ciclo no solo cuenta el tiempo, sino que es mucho más completo, muestra la composición energética de cada momento.

TABLA DE LAS 60 COMBINACIONES (JIA ZI)

+Mad -Mad +Fuego -Fuego +Tierra -Tierra +Metal -Metal +Agua -Agua
Rata Buey Tigre Conejo Dragón Serpiente Caballo Cabra Mono Gallo
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10
+Mad -Mad +Fuego -Fuego +Tierra -Tierra +Metal -Metal +Agua -Agua
Perro Cerdo Rata Buey Tigre Conejo Dragón Serpiente Caballo Cabra
11 12 13 14 15 16 17 18 19 20
+Mad -Mad +Fuego -Fuego +Tierra -Tierra +Metal -Metal +Agua -Agua
Mono Gallo Perro Cerdo Rata Buey Tigre Conejo Dragón Serpiente
21 22 23 24 25 26 27 28 29 30
+Mad -Mad +Fuego -Fuego +Tierra -Tierra +Metal -Metal +Agua -Agua
Caballo Cabra Mono Gallo Perro Cerdo Rata Buey Tigre Conejo
31 32 33 34 35 36 37 38 39 40
+Mad -Mad +Fuego -Fuego +Tierra -Tierra +Metal -Metal +Agua -Agua
Dragón Serpiente Caballo Cabra Mono Gallo Perro Cerdo Rata Buey
41 42 43 44 45 46 47 48 49 50
+Mad -Mad +Fuego -Fuego +Tierra -Tierra +Metal -Metal +Agua -Agua
Tigre Conejo Dragón Serpiente Caballo Cabra Mono Gallo Perro Cerdo
51 52 53 54 55 56 57 58 59 60

Por ejemplo, el año 2010 es Tigre de Metal Yang, corresponde a la combinación # 27, el 2011 será Conejo de Metal Ying, el 2012 Dragón de Agua Yang. Al llegar a la combinación # 60 se comienza nuevamente con la # 1, y así sucesivamente se continúa en este circuito sin fin.

La Carta de 4 Pilares

Totalmente diferente a una carta astrológica occidental, de origen caldeo-babilónico, que es un diagrama redondo dividido en 12 casas con las posiciones de los planetas. En una carta astrológica china no se evalúan planetas y estrellas sino los ciclos de los Cinco Elementos y el Yin y el Yang, que muestran los cambios energéticos a través del tiempo.

Se dice que Li Xu Zhong en la dinastía Tang, creó la astrología de los 4P, en la manera antigua de leer el destino, la Rama del Año representaba a la persona. Como popularmente lo hace todavía la gente.

En la Dinastía Song (960 a 1279 DC), el astrólogo Zu Ping, definió el Pilar del Día para representar a la persona, sus investigaciones fueron recopiladas por otro gran sabio llamado Xu Xing, en un tratado llamado Yuan Hai Zi Ping.

En el momento del nacimiento un tipo de Qi queda definido, según la hora, el mes, el día y el año, lo cual compone la carta Cuatro Pilares que define el carácter y el camino de vida de las personas.

Para calcular una carta 4 Pilares se usa el “Calendario de los 10.000 años”, también puede usar tablas y fórmulas matemáticas, y lo más práctico hoy día es usar programas de computación. Puede usar el calculador de mi página: calculador4pilares.htm Recuerde que necesita saber su hora de nacimiento.

En Los 4 Pilares del Destino, los animales del zodíaco dan paso a una expresión más completa de los niveles energéticos correspondientes. Una Carta de 4 Pilares tiene 4 Troncos Celestes arriba y 4 Ramas Terrestres abajo. Estos 8 caracteres se disponen se leen de derecha a izquierda.

Ejemplo: Una persona que nació el 5 de agosto del 2010 a las 8 am. en la ciudad de Santiago, Chile, tendría la siguiente carta astrológica.

Como puede observar, cada Rama Terrestre o animal, está compuesta de dos o tres elementos, este detalle es muy importante al hacer el análisis de los 4 Pilares.

Significado de los Pilares

  • El Pilar del Año: representa influencia externa, el país, la sociedad, la vida pública y el mundo en general. También los abuelos y antepasados. Y la primera infancia en la vida de la persona.
  • El Pilar del Mes: representa los padres, la familia, los hermanos. Los jefes, el profesor en los estudiantes.
  • El Tronco del Pilar del Día: representa la propia persona. Lo que más define a la persona es el Tronco del Día, se le llama también el DÍA MAESTRO. La influencia y las relaciones de los Troncos y Ramas siempre se van a estudiar en relación al Día Maestro (DM).
  • La Rama del Pilar del Día: representa el matrimonio.
  • El Tallo de la Hora: representa los hijos, subalternos y alumnos en el caso de un profesor. También representa la vejez en la vida de una persona y la sexualidad.

Al igual que en una carta occidental, en una carta Cuatro Pilares se activan diferentes aspectos entre Troncos y Ramas: Combinaciones de Troncos, Choques de Troncos, Combinaciones Triangulares de Ramas, 6 Combinaciones de Ramas, Choques de Ramas, Castigos. Esto se produce según las relaciones de los ciclos de los Cinco Elementos.

Con la carta Cuatro Pilares es posible analizar el carácter, la profesión, la riqueza, la pareja, los hijos, las relaciones, la salud etc. de una persona. Es un sistema que permite evaluar los cambios energéticos y los ciclos afortunados y desafortunados de la vida. Los Cuatro Pilares permiten orientar a las personas acerca de cómo vivir su vida aprovechando al sus cualidades individuales.

Feng Shui y navidad

Feng Shui y Navidad

Por Lucía Boero
El Feng Shui nos enseña que existe una fuerza vital llamada Qi, que está presente en todas las cosas. Todo lo que nos rodea tiene Qi, las cosas animadas e inanimadas. Cada casa tiene su Qi particular. Cada persona tiene su Qi vital. Y cada uno de nosotros es creador de Qi, los pensamientos positivos crean Qi positivo y los pensamientos negativos crean Qi negativo.

Navidad es la época del año cuando hay más Qi positivo (Sheng Qi) en el ambiente. Acercándose la Navidad comienza a sentirse adentro una sensación diferente, afloran los sentimientos de hermandad, de alegría, de reconciliación. La ciudad se llena de luces, las calles, las casas con sus adornos ¡todo se viste de fiesta! Canciones navideñas en la radio, conciertos de villancicos, películas de Navidad, por todos lados hay mensajes de amor y alegría. Más allá de la celebración cristiana, aún para los no creyentes, definitivamente hay una energía especial en los días de Navidad.

Cuenta la tradición navideña que cada año, al iniciarse el Solsticio, es decir, cuando el sol hace su ingreso al signo de Capricornio, el 21 de diciembre, ese día desciende al planeta tierra el Espíritu de Navidad. Ese día es bueno abrir las puertas y ventanas de la casa para que entre el Espíritu de Navidad y esa noche esriben peticiones en un papel, para que sean concedidas después durante el año.

Pues bien, apliquemos algo de la sabiduría del Feng Shui para aprovechar esta lluvia cósmica de Sheng Qi!

Los Cinco Elementos chinos están presentes en la decoracion, en colores, formas y materiales
Madera/Verde ———- Fuego/Rojo ———- Tierra/Amarillo ———- Metal/Plateados ———- Agua/Azul

Consejos:
  • Arregle muy bonita la puerta de entrada de su casa, esa es la “boca” del Qi, una puerta bien arreglada atrae a los dioses de la Prosperidad y la Felicidad. Aparte de la tradicional corona de Navidad, por dentro cuelgue unas campanitas que suenen al moverlas, cuélguelas con un hilo rojo en su puerta. Cada vez que se abra la puerta el sonido tintineante de las campanitas atraerán a su hogar buenas noticias, alegría y buena suerte. Despeje el espacio detrás de las puertas para que éstas se puedan abrir de par en par, despeje los pasillos que son las arterias de la casa.
  • El árbol de Navidad, según la sabiduría china, el pino es un árbol muy auspicioso que simboliza la longevidad y la amistad. El árbol y sus pequeñas luces brillantes vienen a activar la energía de vida, son elementos Yang, que traen vitalidad y alegría.
  • En el Feng Shui la naranja se asocia a la prosperidad y abundancia, en Chino la palabra naranja: kum , también significa oro. ¡Regalar naranjas es un símbolo de prosperidad y buenos augurios! Coloque en una cesta bonita nueve naranjas o mandarinas (el 9 es el número mágico del Feng Shui) adórnela con cintas rojas y doradas, también poner entremedio pequeños regalitos envueltos en papel rojo. El rojo es un color muy importante para los chinos, ya que simboliza la vida, la felicidad y la buena suerte.
  • Una antigua creencia china dice que el dinero debe recibirse en un sobre rojo para multiplicar la abundancia que llega a nuestra vida. La tradición del sobre rojo o «Hong Bao» se usa en celebraciones sociales, familiares y especialmente para el Año Nuevo chino. Un lindo detalle sería preparar unos sobrecitos rojos y poner adentro unas monedas chinas o simplemente unas monedas doradas de chocolate. ¡Este es un creativo y auspicioso detalle de Navidad!
  • Gran parte de los secretos y las “curas” del Feng Shui están basados en los Cinco Elementos chinos: Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua. Cada uno de ellos se representa por colores, materiales y formas. Los colores tradicionales de la Navidad son el verde y el rojo, en Feng Shui son los elementos Madera y Fuego. Pero, si conoce el “mapa de energías” (estrellas volantes) de su casa, la corona de navidad de la puerta, el centro de mesa y el árbol de navidad deberían ir en los colores adecuados según los Cinco Elementos de su casa.
  • Si no conoce el “mapa de energías” del Feng shui de su casa, entonces puede crear un centro de mesa navideño que contenga los Cinco Elementos. Abajo de todo pone una fuente o bandeja de cerámica cuadrada o rectangular, esto estaría representando el elemento Tierra, si no puede poner un poco de tierra en el fondo de la fuente. Las ramas de pino representan el elemento Madera, si es pino natural mejor. Unas esferas de Navidad plateadas y/o doradas representan el elemento Metal. Unas bolas azules o cintas azules representarían el elemento Agua. Y una vela roja representa el elemento Fuego.
  • Lo mismo para el árbol de navidad, recuerda que Verde es Madera, Fuego es el color rojo, Tierra los amarillos y objetos de cerámica, Metal los plateados y dorados y Agua los azules. Cuando los Cinco Elementos están presentes, comienzan a girar en su ciclo generativo, simbolizando la renovación de las energías de la casa.
  • El Año Nuevo chino popular se celebrará el 8 de febrero, mientras que el el Año Nuevo chino solar será exactamente el 4 de febrero, cuando comienza astrológicamente el Año del Mono. Podemos aplicar un sano consejo para recibir nuestro Año Nuevo occidental, días antes haga una limpieza y ordene su casa. Ordene su casa y se ordenará internamente, renueva la energía de su casa y despejará su vida para abrirse a nuevas oportunidades y cambios positivos.

¡Feliz Navidad!

Por Lucía Boero
Este artículo lo publiqué por primera vez el año 2000, el año del Dragón de Metal.

El Feng Shui y el Chi

El Feng Shui y el Chi

Por Lucía Boero
Reportaje Revista Mundo Nuevo, Nº 136  abril 2001, Chile
Por Lucía Boero

“El Viento es el que lleva el Chi, el Agua es la que contiene el Chi”, Guo Pu.

Luego, el Feng Shui es el arte del flujo y la contención del Chi.

Artículo Revista Mundo Nuevo

La esencia del Feng Shui, cuyo significado literal es Viento y Agua, es la correcta circulación del Chi. El Chi (Qi) es conocido como la fuerza vital, el “aliento del dragón”. Aunque es difícil de definir, se puede considerar como la energía vital que sostiene todas las cosas.

Casi todas las culturas tienen una palabra para expresar este concepto. En hebreo, es el Ruah (espíritu, viento o hálito). En japonés, se emplea el término Ki, de suma importancia en las artes marciales y en la meditación. En sánscrito, se conoce como el Prana.
Así, muchas culturas tienen conocimiento y manejo del Chi.

Para los chinos, existe un Chi en toda cosa viviente y no viviente. En el cielo, hay Chi Celestial; en la tierra, hay Chi Terrestre; y en los hombres, hay Chi Vital.

El Chi Celestial es la energía cósmica que mantiene unido al Universo. Y nos habla de cómo la posición de los planetas y las estrellas en el momento de nuestro nacimiento pueden marcar nuestro destino: es la ciencia de la Astrología. También es la influencia climática, como la luz solar, la lluvia, el viento, el frío y el calor.

El Chi de la Tierra viene de las formas que modelan nuestro entorno, ya sean naturales o hechas por el hombre: las montañas, la vegetación, los ríos y los valles o las construcciones en que vivimos, formas, colores, distribución, diseño. También son los campos magnéticos de la tierra, fácilmente medibles con una brújula, un aspecto importante del auténtico Feng Shui.

El Chi del hombre es el Chi Vital. Según la medicina china (la acupuntura), el Chi Vital circula en nuestro cuerpo a través de los meridianos. Cuando el Chi se estanca, vienen las enfermedades y el acupuntor actúa para reestablecer el flujo armonioso del Chi. El Chi del hombre es también nuestra personalidad, nuestros ideales, nuestros pensamientos:
la influencia cultural, política y social; la familia, la pareja con que vivimos, los vecinos,
las actividades humanas de nuestro entorno.

En los estudios de Feng Shui, el Chi comprende múltiples significados y hay que aprender
a reconocerlo en sus diferentes cualidades. No se puede reemplazar simplemente por la palabra “energía”. De hecho, es más que energía y se debe conocer en sus diferentes cualidades.

El Feng Shui estudia qué tipo de Chi llega a una casa según su orientación magnética, cómo ese Chi recorre la casa a través de habitaciones y pasillos, entrando y saliendo por puertas y ventanas, dónde se acelera o estanca y cómo puede corregirse ese flujo energético con la correcta aplicación de los Cinco Elementos y sus ciclos, que son las verdaderas “curas” del Feng Shui. Una casa correctamente armonizada con Feng no necesita de extraños objetos chinos, espejos “baguas”, flautas chinas o cristales facetados, pero se percibe la armonía entre las personas y su espacio.

 

 

Chi Positivo y Chi Negativo 

El Chi puede ser positivo o negativo. Existe el Sheng Chi, que es el Chi positivo, que da vida y se mueve en forma ondulante. Cuando el Chi fluye positivamente, las personas disfrutan de una existencia armónica. Por otro lado, existe el Sha Chi, que es el Chi negativo. Este debilita y se mueve en línea recta. Cuando una casa tiene un Sha Chi, es porque el Chi
está estancado o se ha acelerado. Las personas tendrán problemas en su vida cotidiana, en salud, en sus metas o relaciones.

No es necesario tener un sexto sentido para revisar el Chi de un lugar. Basta que observemos con nuestros 5 sentidos. Cuando la tierra es fértil y vemos árboles frondosos, césped verde y un jardín que florece, eso es síntoma de buen Chi. Un lugar lleno de
malezas o la tierra gastada por la erosión, árboles débiles son signos de Sha Chi. El agua limpia, moviéndose en forma serpenteante trae buenos augurios, no así el agua estancada, contaminada o una corriente muy rápida. Animales salvajes o domésticos sanos, canto de pájaros significan buen Chi. Mientras que la presencia de ratas o perros flacos y de feo aspecto son muestras de mal Chi. Cuando una casa está limpia, ordenada, con luz y ventilación adecuada, y las personas tienen amor y alegría, hay un Sheng Chi. Por el contrario, una casa desordenada, oscura, donde reina el conflicto y las discusiones,
tiene un Sha Chi.

También debemos considerar el entorno humano. El Feng Shui no le recomendaría una casa que esté al frente o cerca de un lugar conflictivo relacionado con la violencia, la muerte, el dolor o la enfermedad, como un hospital, un cementerio, un matadero, un burdel, una estación de policía. Totalmente opuesto serían lugares con buen Chi, como un parque, una plaza, un jardín infantil, una biblioteca, lugares de servicio público, una casa de la cultura, un centro vecinal o un lugar de medicina alternativa o crecimiento personal.

 

Flujo y bloqueo del Chi:

En exteriores

  • Cuando encontramos grandes edificios muy cerca unos de otros, sin espacio para la luz solar y la brisa, se está bloqueando el flujo del Chi.
  • Una estructura en ángulo recto apuntando hacia el frente de una casa está creando un Sha Chi llamado «flecha venenosa».
  • Una calle ciega hace una línea recta: un flujo de Sha Chi justo hacia la casa del fondo.
  • Un árbol o poste de alumbrado frente a la puerta de una casa bloquea el paso del Chi nutritivo hacia la casa.
  • Calles en forma de «T», el Chi se transforma en el negativo Sha. La calle de fondo recibe una mala energía. Esto mismo se aplica a las calles ciegas.

    Camino Serpenteante atrae el Chi positivo

  • Una casa situada en la cima de una colina no tiene protección por ninguno de sus lados.
  • Una casa en la ladera soleada de la colina recibe la luz y el calor solar y su espalda está protegida por la montaña.
  • Camino recto hacia la casa transforma el Chi en Sha. Camino Serpenteante atrae el Chi positivo. Árbol bloqueando el flujo del Chi.

En interiores

  • El Feng Shui prefiere las formas estables. Una casa cuadrada o rectangular produce estabilid

    Cintas rojas

    ad y equilibrio. Las formas irregulares con estructuras duras que sobresalen traen desarmonía y problemas.

  • Un espacio recargado de muebles y objetos pesados interrumpe el flujo armonioso del Chi.
  • El desorden y la suciedad son un Chi estancado en cualquier lugar de la casa.
  • La puerta de entrada alineada con la puerta trasera acelera el paso del Chi que atraviesa en línea recta rápidamente la casa sin tiempo de alimentarla.
  • Los pasillos largos son problemáticos; aceleran el flujo del Chi. Por lo mismo, hay que tener los pasillos bien iluminados.
  • Una viga a la vista sobre una cama altera el flujo del Chi en un lugar donde pasamos largas horas descansando.
  • El dormitorio pide un Chi tranquilo (Yin) que dé paso al descanso. Los colores suaves y la decoración discreta es lo adecuado. Los aparatos electrónicos como tv, computadores, equipos de sonido, teléfonos, etc. activan el Chi. No se recomiendan en la intimidad del dormitorio.
  • Los objetos bellos producen buena energía. Es necesario revisar que las cosas que nos rodean nos inspiren un sentimiento de expansión y felicidad.

La práctica del Feng Shui es un estudio serio y complejo cuando se realiza profesionalmente. La comprensión y el manejo del Chi es sólo el primer paso para acercarnos a este poderoso arte de la sabiduría china.

¡Sheng Chi para todos!

Pin It on Pinterest