Argumentos de ambas partes

Argumentos de ambas partes 
Por Heluo

Observe como ambas posiciones del debate sobre los hemisferios basan sus argumentos y teorías alrededor de los cinco elementos como la observación de las estaciones y la progresión de las estaciones, en vez de tomar el magnetismo de la tierra como el punto de partida del Feng Shui.

El Fuego al Sur en el Luo Shu es para demostrar que el Qi Fuego (+) se origina en el Norte, pero es detenido por una pared en el Sur. El Agua al Norte en el Luo Shu es para mostrar que el Qi Agua (-) se origina en el Sur, pero se acumula en el Norte.

Los consejeros del emperador chino no estaban orientados hacia el new age, ni tampoco eran hippies ni pertenecían a cualquier otro movimiento alternativo. Estas personas eran eruditos, altamente educados en astronomía y matemáticas.

Estos eruditos encontraron que el microcosmos y el macrocosmos tenían un evidente sincronismo entre ellos, y Huang Di, el primer emperador chino, encontró que la planta del arroz mostraba una etapa de vida de doce fases muy bien definidas. Más tarde, estudios similares se hicieron para el cuerpo humano y así se descubrieron los meridianos, como también, más tarde, se encontraron las etapas de vida de las construcciones y las hemos incorporado en el Xuan Kong Feng Shui.

Como el maestro Joseph Yu explica:
(http://chinese-fengshui.freeservers.com/south-h.htm)

«Mientras nos movemos hacia el área tropical, la energía caliente domina todo el año. Si nos movemos hacia el Polo Norte, la energía Agua domina. Se utiliza el mismo mapa, pero las fuerzas de las diferentes energías varían. Mientras que si nos trasladamos al hemisferio meridional la situación se invierte. Es como natural diseñar el mapa de la siguiente manera.

Para las áreas en y cerca del Ecuador es la energía del fuego la que domina. La energía Fuego viene de todas las direcciones además de las otras energías. El hecho que las enfermedades tropicales de las áreas puedan extenderse más fácilmente es porque la energía Fuego fortalece las estrellas malignas número 2 y el número 5».

El maestro Yu explica más adelante cómo el Ba Gua es un mapa superficial de la energía que puede tomar en consideración la fuerza de los Cinco elementos en las ocho direcciones de acuerdo a la latitud de un lugar, considerando las condiciones climáticas, pero que el Lou Shu es el mapa de la energía reducido a un área determinada por las posiciones de la montaña y del agua y que no debe ser modificado.

En los comienzos de los años 70 los autores Sherrill y Chu, repentinamente sugirieron en uno de sus títulos que debería haber una diferencia en calcular la energía Qi para los hemisferios Norte y Sur.

Estos autores tenían un mero interés académico en la metafísica china, no eran practicantes, pero apenas la tinta de su planteamiento se había secado, esta idea fue rápidamente adoptada y promovida por algunos profesionales.

Su racionamiento era que los chinos no habían estado conscientes del hemisferio Sur, pero deberían haber entendido que fueron los chinos quienes descubrieron el campo magnético de la tierra y la brújula.

El racionamiento de que los chinos no sabían del hemisferio Sur, y tomando este razonamiento como justificación para su posterior doctrina “diferente”, ha sido uno de los fuertes y recurrentes argumentos usados por la Escuela del Sur y una de las más fuertes y persistentes demostraciones del razonamiento hippie aún hoy en uso, pero regresemos a la escuela primaria y podremos fácilmente descartar este error.

Todos sabemos que la civilización comenzó en África, debemos remontarnos hasta Mesopotamia, Alejandría, llegando a los países como la antigua Persia (hoy Irán), Iraq, Egipto. La historia de la humanidad, la historia de la civilización, es un cuento sin fin de migraciones en todas direcciones.

Ahora, también sabemos que la gente china no se originó en Asia, sino que habían emigrado de Mesopotamia. Eso es África misma, así que la pregunta es ¿habían sido los chinos ignorantes acerca del hemisferio Sur?, o -África se extendió tanto hacia el hemisferio Norte como hacia el hemisferio Sur- o habría sido muy problemático viajar hacia el sur, estando en el continente africano de todos modos, llegar hasta el hemisferio sur.

Mejor no asumamos que los chinos estaban en el hemisferio sur, porque habrían estado por supuesto, sino que mejor lo demostramos con un simple ejemplo.

En un artículo de Brigitte Maurey, se explica cómo los pueblos asiáticos habían estado en Polinesia, que está justo al Noreste de Australia, y cómo incluso descubrieron la brújula [http://pvs.hawaii.org/rapanui/compass.gif], que a propósito fue utilizada para propósitos cartográficos o náuticos, no para medir el Qi.

El artículo demuestra cómo gente del Sureste de Asia, más exactamente Taiwán, Indonesia y Filipinas emigró al área en alguna parte alrededor 1600 A .C. Esto explica que la gente asiática si conocía el hemisferio Sur, incluso mucho antes los chinos inventaran la aguja magnética, y el Luo Pan.

Que los chinos no tenían conocimiento de la existencia del hemisferio sur es una suposición errónea, así que este racionamiento para adaptar la práctica del Feng Shui al hemisferio sur, ahora es un argumento no válido.

Cuando estoy parado en mi país (Holanda) tomando una lectura de la brújula, obtengo el norte magnético. Incluso aunque no conozca algunos países al norte o al sur de mi país, la gente en esos países mide el mismo norte magnético cuando toman una lectura de la brújula en sus países.

Cuando mido con la brújula en el hemisferio Norte, obtengo el norte magnético. Cuando mido con la brújula en el hemisferio Sur, obtengo el norte magnético.

No es sólo en el campo magnético de la tierra o la magnetosfera de la tierra en lo que estamos interesados. La física del sol debe ser una parte importante de sus estudios si usted quiere ser un experto en Cuatro Pilares, en el Feng Shui o en el Ki de las 9 estrellas. Lo mismo para los estudios de Yi Jing.

El sol produce el viento solar, causado por la Corona y se dice que es el origen de la condición humana y de la forma. Aquí está una ilustración gráfica de la relación entre el viento solar del sol y la magnetosfera de la tierra.

Copyright © 1994 Feng Shui Network Netherlands/Heluo
Traducción: Lucía Boero

El desafío del hemisferio Sur

El desafío del hemisferio Sur
Por Heluo

Más que nunca, la sociedad metafísica China se enfrenta al desafío de entender por qué no existe diferencia alguna en la forma de calcular los mapas del Xuan Kong Feng Shui para el Hemisferio Sur.

Permítanme mostrarles brevemente porque no existe una diferencia entre hemisferio Norte y hemisferio Sur, y además porque tampoco hay diferencias en cómo los sistemas astrológicos obtienen sus modelos, como en Los 4 pilares del Destino, y el Qi de las Nueve Estrellas, aunque en todos los ejemplos usados, clima, estaciones, temperatura humedad continúan jugando un papel de vital importancia en su aplicación, pero no en la técnica de construcción de mapas.

En los últimos años se ha propagado una clara controversia que existe acerca del Hemisferio Sur, que parece haber llegado a su clímax en internet, donde hemos visto aparecer muchos artículos debatiendo el tema.

Es comprensible que pueda ser difícil rechazar los argumentos presentados por un defensor de la diferencia. Es igualmente comprensible que pueda entonces ser difícil descartar los argumentos presentados por un opositor a las diferencias.

Esto es natural, debido a que ambas posiciones abordan el problema usando las Cinco Transformaciones – tal como lo consideramos en el mundo occidental – como el punto de partida.

Este capítulo ha sido definitivamente cerrado desde 1977, en mis clases impartidas en los Países Bajos, pero de manera más definitiva en Junio y Julio del 2001 durante un curso en Brasil.

En el curso en Brasil había 130 alumnos, la mayoría consultores y profesores, quienes pensaron obviamente que escucharían otra historia de otro profesor diciéndoles que no había diferencias. Pero no sólo se borraron los argumentos de la doctrina a favor sino que también se borraron los argumentos de la doctrina opuesta.

Ambas doctrinas, a favor y en contra se enfocan en casos sin bases. No existen argumentos para relacionarlo con las estaciones cuando explicamos las Cinco Transformaciones.

Tomando las Cinco Transformaciones literalmente y razonando a partir del patrón y la posición del sol y de las estaciones, puede parecer lógico que tengamos que ajustarlo para el Hemisferio Sur.

Sin embargo, cuando tratamos de armar nuestra investigación en base a una hipótesis y esta hipótesis es errónea, además sin ajustar nuestro planteamiento inicial a los recientes descubrimientos, sólo podríamos llegar a conclusiones erróneas.

  • Aunque las Cinco Fases fueron asociadas con las estaciones, no son estaciones.
  • Mostrar el Wu Xing a través de las estaciones y la progresión de las estaciones es solo una analogía para explicar dinámicas astronómicas.
  • El Wu Xing en sí mismo no existe ya que los únicos dos elementos en existencia son el Agua y el Fuego.
  • Agua y Fuego no apuntan a H2O o al fuego físico, ellos apuntan al magnetismo terrestre.
  • Las Cinco Transformaciones fueron descubiertas por astrónomos observando la órbita de la tierra alrededor del sol, y no por hippies.
  • Para levantar un mapa de Feng Shui medimos el campo magnético de la tierra, no usamos el patrón del sol.
  • En el Xuan Kong Feng Shui, 4 Pilares del destino y Ki de las Nueve Estrellas trabajamos con Longitud y no con Latitud.
  • Medimos el Feng Shui de una construcción por medio de una aguja magnética.
  • La aguja magnética apunta hacia la fuente de energía magnética, no a la ubicación del sol.
  • La energía Fuego que está asociada con el Ba Gua no es la del sol, sino sólo la energía magnética del Polo Fuego de la tierra.
  • La fuente de este campo magnético es el Norte magnético, no el Sur en al Hemisferio Norte por que el sol se encuentre ahí al mediodía, no el Norte en el hemisferio Sur porque el sol se encuentre ahí a mediodía.
  • El Feng Shui distingue entre las direcciones astronómicas debido al sol estrellas fijas, y direcciones debido al magnetismo.
  • La aguja de la brújula no mide el sol o las estrellas, mide el campo magnético de la tierra.
  • El sol es la fuente más vital de energía de vida, sin embargo, su patrón no es el mensaje del Ba Gua, ya que incluso el sol responde al Qi Universal.
  • Si en el Feng Shui para el Hemisferio Sur midiéramos el patrón del sol, la ubicación del sol o incluso, si consideráramos el movimiento inverso de las estaciones como razonamiento para calcular los mapas de estrellas, no estaríamos midiendo ninguna fuente de energía magnética.
  • El Ba Gua fue basado en la presunción de la existencia de la energía de la tierra teniendo su fuente en el polo magnético Norte.
  • No podemos cambiar la ubicación de los trigramas en el Bagua, porque éste no muestra estaciones sino energías direccionales.

Copyright © 1994 Feng Shui Network Netherlands/Heluo
Traducción: Lucía Boero

El ángulo definitivo

El ángulo definitivo
Medimos el campo magnético de la tierra
Por Heluo

Ya sea para el estudio de Xuan Kong Feng Shui, de los Cuatro Pilares del Destino o del Ki de las Nueve Estrellas, medimos el campo magnético de nuestro planeta.

El Feng Shui mide el Norte magnético por medio de una brújula. La fuente de ese campo magnético está en el Polo Sur magnético, producido por el planeta tierra.

Ya sea que nos encontremos en el hemisferio Norte o en el hemisferio Sur, la fuente de la energía magnética no varía, y la aguja de la brújula apuntará siempre hacia la misma dirección. Por lo tanto, todos nuestros estudios están basados en la Longitud, en lugar de la Latitud.

El planeta tierra produce varios polos, los más importante están cerca del polo Sur y del polo Norte geográfico.

Primero, necesitamos distinguir entre el polo Norte geográfico y el magnético y entre el polo Sur geográfico y magnético.

El polo Norte magnético está cerca del polo Sur geográfico.
El polo Sur magnético está cerca del polo Norte geográfico.

Para nuestros estudios de Feng Shui también necesitamos distinguir entre el Norte magnético y astronómico -o verdadero- Norte. El Norte geográfico -o verdadero- es una ubicación geográfica en la tierra, no involucrada en la determinación de los campos enérgicos.

Esta ilustración muestra los campos magnéticos entrando y saliendo de los polos magnéticos de nuestro planeta.

En el Xuan Kong Feng Shui distinguimos entre las direcciones señaladas por el sol y las estrellas fijas, y direcciones señaladas por el magnetismo. Antes de que se usara la aguja magnética, el sol y la estrella Polar eran usados para determinar direcciones.

Algunos mantienen que debería haber una diferencia para el Hemisferio Sur cuando aplicamos estudios del Qi como en Feng Shui, Cuatro Pilares del Destino y Ki de las Nueve Estrellas. Su razonamiento es que el sol sigue un camino diferente. A mediodía, el sol aparece en el Norte en el hemisferio Sur y en el Sur en el hemisferio Norte.

Sin embargo, la aguja magnética no mide el patrón del sol, mide la fuerza magnética de la tierra. Además, la aguja magnética no se usa en Feng Shui para medir las estaciones, o aspectos climáticos.

Como el planeta tierra es una estructura rotatoria, al observarla a través del ojo de un ave, se bambolea.

Este “bamboleo» causa que el eje de la tierra cambie de posición y que la corona del planeta se dirija hacia o fuera del centro de nuestra galaxia, produciendo grandes cambios planetarios y dándole a la tierra una estrella polar del Norte diferente cada vez.

Un año galáctico tiene un ciclo de 2 millones de años que puede ser dividido en ciclos más pequeños.

25.920 años -llamado el Gran Año- es tomado como aproximadamente el período de un ciclo de presesión.

El Norte geográfico no es la fuente del campo magnético, ni es el base real de la brújula de Feng Shui, porque como usted puede ver no es una fuente de energía.

La dirección cardinal Norte es una dirección astronómica y ligada al verdadero Norte.

El Norte del Feng Shui – o Norte de la brújula- no es el Norte astronómico, sino el Norte magnético, y es el mismo para todo el planeta.

La declinación magnética es un término para indicar en grados la diferencia entre el Norte astronómico y el magnético y es un fenómeno siempre cambiante. La declinación magnética puede tomarse a 23.45° al polo Norte en este momento, pero debe notar que esto es un fenómeno siempre cambiante.
Rasgos físicos como el sol o las estructuras topográficas también pueden usarse para determinar direcciones, pero en el Feng Shui éstos no determinan el mapa de la casa que siempre es determinada por la orientación magnética.

Si en Feng Shui fuéramos a medir el verdadero Norte no estaríamos midiendo ninguna fuente de energía magnética. Por lo que no necesitaríamos diferentes Mapas de Estrellas Volantes.

También, si fuéramos a medir el verdadero Norte, en lugar del Norte magnético, separaríamos el campo magnético de nuestros cuerpos de los efectos magnéticos del Norte magnético.

Hay similitud entre ‘arriba y abajo’ o ‘interior y exterior’ y difícilmente encontraremos algo en nuestros cuerpos que no podamos encontrar también afuera, en alguna parte del cosmos.

Como ejemplo, ¿Sabía usted que el factor de declinación de 23.4° en el eje terrestre también puede encontrarse en el ángulo de nuestro corazón?

Feng Shui estudia la interacción entre los campos magnéticos de las construcciones – incluyendo dentro de esto también, la construcción de la estructura del cuerpo humano- con los siempre cambiantes campos magnéticos de nuestro planeta.

Las tres agujas de la brújula

La brújula china o Luo Pan incluye tres platos (conocidos como “Agujas”), cada uno difiere 7,5 grados del otro.

El Plato de la tierra (la Aguja Correcta), mide el Norte magnético para encontrar el frente y el asiento (fondo).

El Plato humano (la Aguja Central), usada para encontrar direcciones astronómicas basadas en el verdadero Norte y para verificar la topografía terrestre.

El cielo (la Aguja de la Costura), usada para verificar aguas.

La Aguja central mide la influencia de estructuras topográficas.

Copyright © 1994 Feng Shui Network Netherlands/Heluo
Traducción: Lucía Boero

El Gran Debate Norte Sur

El Gran Debate Sur Norte
Por Derek Walters 

Mucha gente se ha hecho la pregunta con respecto al Feng Shui, ¿qué es lo que pasa en el hemisferio Sur? ¿Considerando que el Sol alcanza su punto más alto en el Norte, y que las estaciones marchan atrás de como se muestran en el hemisferio norte, no será que los principios de los Ocho Trigramas y los Cinco Elementos también deben ser invertidos? Es un argumento intrigante, pero ay, uno que no hace un profundo escrutinio…

Siempre una respuesta simple y demostrable es eso de que la aguja de la brújula apunta al norte independientemente de si uno está en el hemisferio norte o sur.

Otra es que el Sol sube en cualquier parte del globo por la parte Oriental. ¿Entonces de nuevo, el pensamiento del problema que si las reglas de Feng Shui serán invertidas para el hemisferio sur, será que el Feng Shui en los lugares ecuatoriales repentinamente dé marcha atrás cuando uno cruza el camino? Está la pregunta de definir el rango de los lugares donde se pretende, que el determinado cambio ocurre. Entre los trópicos de Cáncer y Capricornio, el Sol atravesará la línea del límite en algún punto del año – será más frecuente si es más cercano al ecuador geográfico.

Cualquier sugerencia que las reglas deben invertirse para el hemisferio sur debe tomar en cuenta por consiguiente el hecho de que el Feng Shui pudiera cambiar de un día para otro. Pero hay muchas otras razones para mostrar que las filosofías no pueden modificarse para acomodar el argumento de que en el sur se invierte.

El primero es recordar que la asociación de los elementos y los trigramas con las estaciones es puramente una noción. También nosotros podríamos considerar que los Trigramas Li para quedar en el Sur, y Kan en el Norte, sólo se sostiene verdadero cuando nosotros estamos trabajando con la sucesión del cielo posterior. En la sucesión del cielo anterior, los trigramas no son asociados con estas direcciones.

La asociación de los elementos con las estaciones también es una ayuda útil a la memoria, y una manera de entender las fuerzas latentes de los elementos, pero no debe tomarse demasiado literalmente. Incluso en el hemisferio norte, después de todo, los lugares como la India consideran al Norte fresco y beneficioso, y el Sol, en lugar de ser una fuente caliente de energía, realmente es un destructor de vitalidad. No se alteran las reglas del Feng Shui para satisfacer el clima. Nosotros podemos agregar a esto el hecho de que la mayoría pobló el área del hemisferio norte es ‘la zona’ templada. Hay algunos pueblos, remotos y esparcidos como ellos son, que quedaron en las latitudes equivalentes al hemisferio del sur. Así como en el globo al lado del Pacífico está desierto de tierra, y hay una inmensa extensión de agua, para esa parte del hemisferio sur que corresponde a los continentes de América del Norte, Europa y Asia.

Está entonces la correspondencia astronómica por considerar. Los principios de Feng Shui son universales en donde el cielo del norte y la constelación de la Osa Mayor siempre son anteriores al polo Norte, y el cielo del sur, con la Cruz Del sur, sobre el polo Sur – o debajo de él, si se ve de más allá de la órbita de la Tierra. Aunque la sabiduría antigua se refirió simbólicamente a la Tierra como cuadrado, ellos eran bien conscientes de que la Tierra era un globo, y de hecho el panteón chino incluye a Nan Ji Lao, el Viejo Hombre del polo Sur. Así a la pregunta de que si se invierten los principios de Feng Shui para el hemisferio del sur, la respuesta tiene que ser un resonante ¡NO!

Derek Walter
Autor del Libro «El Gran Libro del Feng Shui». Ha impartido cursos sobre Feng Shui en todo el mundo y está considerado una autoridad en sistemas adivinatorios chinos.

El Feng Shui y los colores

El Feng Shui y los colores

Por Lucía Boero

Revista Estar Mejor, Nº 20, Año 2, Chile.
Reportaje a Lucía Boero

El milenario arte chino del Feng Shui nos enseña cómo crear espacios armónicos y el uso del color es una herramienta muy importante. El color es vibración y nos afecta consciente o inconscientemente.

metal

Metal

Hay diferentes cualidades de los colores según la cromoterapia, la metafísica, las tradiciones populares de cada pueblo o el Feng Shui, no todos coinciden. El blanco es símbolo de pureza, tradicionalmente en occidente el traje de novia es blanco, en la China antigua en cambio, las novias se casaban de rojo. El amarillo lo asociamos con el sol, es alegría, mejora la actividad mental. El naranja es la mezcla de rojo y amarillo, es vitalidad. El rojo es el color de la sangre, también de la pasión, es el color más cálido y expansivo, representa gran actividad, vitalidad y también peligro. El violeta es la mezcla de azul y rojo, en metafísica es el color de la transmutación, se asocia a la espiritualidad. El azul lo asociamos al mar y al cielo, es un color refrescante, se asocia a la sabiduría y ayuda a meditar. El verde es la mezcla del azul y el amarillo, se asocia a la naturaleza, nos ayuda al descanso y a la tranquilidad. El negro evoca fuerza y misterio, para lo occidentales es el color del luto, todo lo contrario para los taoístas, que usan el blanco en los funerales.

En el Feng Shui los colores debemos entenderlos según sus herramientas, como el Yin y el Yang y los 5 Elementos chinos. De aquí tenemos una primera división, los colores cálidos son Yang (rojo, fucsia, naranja, amarillo) y los colores fríos son Yin (azul, celeste, negro, verde oscuro). Los colores Yang son expansivos, activos. Los colores Yin son contractivos, tranquilos.

Sin embargo, la visión más importante del Feng Shui es la clasificación de los colores según los Cinco Elementos que son: Madera, Fuego, Tierra, Metal y Agua.

El elemento Madera es el color verde, es una energía de crecimiento y desarrollo. El elemento Fuego es el color rojo y es una energía que irradia, momento de máxima expansión, es el color más Yang. El elemento Tierra son los colores amarillo, ocre, mostaza, es una energía de estabilidad, momento de madurez. El elemento Metal son los colores blancos, plateados y dorados, es el momento de contracción, condensación. Y el elemento Agua son los colores negro y azul, es el momento de reposo y concentración.

Un verdadero practicante de Feng Shui realiza el equilibrio energético de un lugar con los 5 elementos, sus colores y formas. Aprender la ubicación y el uso correcto de los 5 elementos es algo que va más allá de este pequeño artículo.

Lucía Boero presta asesorías de Feng Shui para particulares y empresas.

Si usted no ha hecho un estudio profesional de Feng Shui en su casa u oficina, podemos decir que es más seguro que en los espacios cuya función es de reposo y tranquilidad son mejores los tonos pasteles, colores claros, luminosos y discretos. Por ejemplo, el color rojo es demasiado estimulante para un dormitorio, de hecho es un color que debe usarse con precaución. En cambio, en los espacios sociales y activos (living, comedor, estar) podemos permitirnos colores más intensos. Si el lugar es demasiado abierto y luminoso (Yang) podemos equilibrarlo con colores fríos, Yin. La pintura exterior de una casa, igualmente es preferible que sea en tonos discretos como blanco, amarillo claro, ocre, mostaza.

En el Feng Shui los colores tienen un propósito que va más allá de la decoración, a través de la interrelación de los 5 elementos, los colores en un espacio pueden activar o debilitar el Qi, la energía vital, en síntesis es un asunto de balance y armonía.

Lucía Boero, 2005

Pin It on Pinterest