El Feng Shui de la Habitación
Por el Arquitecto Mikel Barriola

El Feng Shui, milenario arte chino para la armonía del hábitat, da una importancia relevante a la habitación, como principal ambiente par el descanso y la recuperación física y mental. Los conceptos de protección son especialmente enfatizados para ese momento en cual dormimos y estamos en nuestro mayor estado de indefensión. Es ahí cuando el ambiente debe ofrecernos la mayor protección, de manera que el descanso sea profundo y recuperador.

Mientras dormimos, todos nuestros sentidos bajan a su mínima expresión, pero aún el instinto de conservación mantiene la vigilancia sobre las partes de la habitación donde se produce mayor movimiento: La puerta y la ventana. Aún dormidos y con los ojos cerrados vigilamos las puertas y ventanas que rodean la cama donde reposamos, por lo que lo ideal es que puertas y ventanas deben estar al frente o en laterales que no salgan de nuestro campo visual. Una buena pared debe ser el soporte y apoyo a la cabecera de la cama.

Este esquema cumple con el claro concepto del Feng Shui Clásico: Montaña protectora en la parte posterior y Río de la Riqueza al frente. Es este caso la Montaña es la sólida pared y el Río, el movimiento, la puerta. Es así como se puede ubicar correctamente una cama en la habitación. (Fig 1 y Fig 2).

Por otro lado, en la medida que la cama ocupe otras posiciones se producirá un mal Feng Shui, debilitando entonces el descanso y la riqueza. Si la cama está atravesada frente a la puerta (Fig. 3) se producirá un efecto "de corte" sobre el cuerpo de la persona, creando zozobra en su personalidad. La intensidad del efecto también dependerá de la distribución externa de la habitación. Si un pasillo largo llega directo a la puerta, la inercia de movimiento será mayor y el efecto más nefasto. Si el espacio externo a la habitación es más tranquilo, no será especialmente malo. Una solución sencilla a esto, si no se pudiera cambiar la cama, sería simplemente dormir con la puerta cerrada, que sin eliminar por completo la sensación de corte, mejora la protección.

Otra posición desfavorable sería con la puerta a espaldas de la cama (Fig. 4). Aquí la montaña es débil y la persona dormirá con la sensación de alguien o algo pudiera sorprenderlo por la espalda. Un efecto similar sucede al dormir bajo una ventana, a la que se suma la perturbación de la luz y su relación inquietante con el azaroso exterior. De no poder mover la cama de debajo de la ventana, lo mejor sería dormir con la misma cerrada y además cubierta por una buena cortina; se puede ventilar la habitación por la puerta entreabierta.

La cama entre una ventana y una puerta (Fig. 3) también luce en desventaja al estar en medio del flujo. Dicen que es de mala suerte, pero lo más probable es que la persona viva engripada o enfermiza, lo que sí es "mala suerte". Cerrar una de las dos sería la alternativa al caso anterior.

Tampoco es conveniente dormir con la cama enfrentada a la puerta.(Fig. 5) La creencia dice que "los muertos salen con los pies por delante", y por lo tanto es "mala suerte" dormir así. No damos mayor crédito a esa idea ya que el Feng Shui lo explica más racionalmente: La inercia de movimiento externo atropella y arropa a la persona de pies a cabeza; casi se está durmiendo fuera de la habitación, a la vista de todo el mundo, en una posición francamente incómoda. Nuevamente, de no poder mover la cama, la solución sería entrecerrar o cerrar la puerta. Otra buena idea sería subir el copete de los pies de la cama, no mucho tampoco, y dormir como en una pequeña trinchera, más protegidos. Ojo, la puerta en el frente y diagonal (Fig. 1) no tiene problema.

La cama en el medio de la habitación produce un efecto de flotación e inestabilidad (Fig. 6), que en adolescentes es especialmente nefasto, sobre todo cuando empieza a aparecer el desorden entre la cabecera y la pared. La cama debe tener una buena cabecera o buena montaña protectora. Esos "boxes" sin atrás ni delante son francamente inestables. Un buen copete brinda firmeza personal y buen descanso.

La cama no debería ser metálica. El metal es un gran conductor de electricidad y ya hay bastante metal en nuestros ambientes. No necesitamos electrificarnos más para dormir. Todo lo contrario: camas de madera son ideales.

La cama debe tener una posición dentro de la habitación que no haga falta dar extraños rodeos para llegar a ella desde la puerta de la habitación, o al baño, el closet o la ventana. Esto es arquitectura elemental, pero sólo lo lograrán arquitectos que piensen en los ocupantes de la casa y no en "¡Qué bonita me quedó la fachada!", mientras adentro la gente está pasando trabajo para colocar decentemente una cama. Los caminos tortuosos en la habitación son una sintonía de complejidad que hay que evitar.

La decoración general de la habitación también es muy importante. Los espejos son un elemento interesante a analizar. Siendo los mismos reflectantes de la luz y multiplicadores del movimiento, no parecen adecuados para un sitio de descanso. Algunos dicen que mientras dormimos, nuestra alma hace un viaje "etérico", pero que al separarse de nuestro cuerpo y verse reflejada en el espejo ¡Aaagghhh!, ¡Se asusta y nos produce un trauma psicológico!. Realmente el Feng Shui lo que nos dice es que el lugar debe ser lo más estable para beneficiar el descanso y los múltiples movimientos del espejo merman esa paz necesaria.

De hecho todo tipo de actividad extra, que no sea el descanso o las relaciones de la pareja, no son recomendadas en la habitación: La actividad social no debería hacerse en la habitación; no debería ser el sitio de juego de los niños, ni de trabajo para los adultos. Los fax, teléfonos, cargadores de celulares, computadores y decoración sobrecargada no dejan descansar a la habitación y eso termina reflejándose en nuestro propio descanso. Los colores en la habitación no deberían ser excesivamente vivos para no aumentar la excitación del ambiente.

La habitación es el último reducto, el último refugio que tenemos en esta vida azarosa y deberíamos protegerla y cuidarla más. Si la cama está físicamente bien ubicada, geoastrológicamente bien direccionada según el Feng Shui y con decoración discreta y adecuada, la riqueza y la salud de las personas estará protegida e irá en aumento cada vez más a través de un ambiente acogedor y descanso reparador.

Arquitecto Míkel Barriola, Enero 2000, Venezuela
Copyright © 2000 Mikel Barriola

.................................................................................................................................... subir



 



 

 

 

 

 

 

 

 

Para Mayor Información
e-mail: lboero@vientoyagua.cl
FONO: 3410063 - 08 2196649
Santiago - Chile
 

Copyright © 2001-2006 Lucía Boero
Todos los derechos reservados