Geometría Sagrada y Mandalas

La Geometría Sagrada es el estudio de las proporciones, patrones, sistemas, códigos y símbolos que subyacen como eterna fuente de vida de la materia y del espíritu. Diferentes culturas han utilizado estos códigos para reproducir la armonía del universo. Se ha aplicado en el arte, la arquitectura, el diseño, en la ciencia, en la física vanguardista, en la geomancia, en la música, en el ADN, en las retículas terrestres, en el estudio del color, en los animales, en la geología, en los lenguajes sagrados.

Los mandalas son un despertador hacia niveles de conciencia superior. Descubrir sus códigos es encontrar las llaves que nos reconectan con la luz superior que habita dentro, para comprender y experimentar que formamos parte de una conciencia superior.

El mensaje pasa a través de la visión hacia los receptores del cerebro en donde se procesa y se obtiene una reacción, como cambios de actitud positiva, recuperación de autoestima, liberación de miedos, angustias, desbloquea emocionalmente y genera una gran cantidad de cambios internos.

LA FLOR DE LA VIDA
La Flor de la Vida es el patrón de la creación de todas las formas de vida. Este símbolo es considerado sagrado por diversas culturas, creencias religiosas y filosóficas, ha sido empleado desde la antigüedad y en todo el mundo como patrón ornamental para decorar toda clase de superficies.

La Flor de la Vida es el símbolo más significativo de la Geometría Sagrada, está compuesta por 19 círculos del mismo diámetro y 36 arcos circulares que forman un conjunto de forma hexagonal, rodeados por un círculo mayor.

En esta figura geométrica podemos encontrar, la Semilla de la Vida, el Árbol de la Vida, el Huevo de la Vida, el Fruto de la Vida, y uniendo ciertos vértices, los Cinco Sólidos Platónicos, la Estrella Madre o Metatrón.

La Flor de la Vida contiene cada fórmula matemática, cada ley de la física, cada armonía de la música, toda forma de vida biológica incluyendo tu cuerpo. Contiene cada átomo, cada nivel dimensional, absolutamente todo lo contenido en universos de forma de onda. Por lo tanto estos sistemas son capaces de darnos acceso a todo, desde el cuerpo humano a las galaxias.

El mandala de la Flor de la Vida ordena, sana y armoniza los espacios y también las personas. Es excelente para usarlo en los dormitorios o en cualquier lugar de la casa.
La Flor de la Vida es un mandala que unifica mente, corazón y espíritu. Cuando podemos ver desde esta óptica la trama de la vida, podemos abrazar lo divino en nuestras vidas y transformar nuestro mundo a través de la visión de la unidad universal.

La Estrella Madre o Cubo de Metatrón
De la extensión de los trazos de la figura de la Flor de la Vida se llega al Fruto de la Vida y uniendo todos los centros de los círculos (femenino) con rectas (masculino) llegamos al Cubo de Metatrón, considerado el pináculo de la geometría antigua, donde cada uno de los trece círculos llamados nodos (13 sistemas informativos) está conectado con los demás a través de una línea recta, creando un total de 78 líneas.

Dentro del Cubo de Metatrón se pueden encontrar las representaciones bidimensionales de los Cinco Sólidos Platónicos contenidos unos dentro de otros: el octaedro, luego el tetraedro, el cubo, el icosaedro, finalmente el dodecaedro, en un espacio de embonación perfecto. En las Escuelas de Egipto, a estas cinco formas, más la esfera se les consideraba originarias de los cinco elementos primordiales: Tierra, Fuego, Agua, Aire y Eter.

Metatrón es un ángel en el Judaísmo y algunas ramas del Cristianismo, se dice que fue el profeta Enoch quien al ser premiado por Dios se convirtió en Metatrón. Es él quien transmite las ordenes diarias de Dios a los ángeles Gabriel y Sammael y es además el que guarda un registro de toda la creación, es tal vez el ángel más poderoso, una entidad tan increíble que posee 72 nombres.

En escrituras cabalísticas se supone que Metatrón formo el Cubo de su alma, es por lo tanto considerado un símbolo sagrado capaz de proteger de poderes malignos. A esta idea se suman las cualidades de cada uno de los cinco sólidos.

La figura de la Estrella Madre o Cubo de Metatrón un poderoso mandala de protección que ayuda a sanar y armonizar los espacios y también las personas.

La Estrella Tetraédrica o Mercabah
El Merkaba, considerando su aspecto tridimensional, está compuesto por dos Tetraedros, dos pirámides de base triangular, composición que también es llamada “Estrella Tetraédrica”.

El Espiritu geometriza: Hay 7 formas principales dentro de la Geometría Sagrada: los 5 Sólidos Platónicos, el Circulo y la Espiral.

Los 5 Sólidos Platónicos son formas completamente simétricas que tienen todos los lados iguales, todos los ángulos iguales, de las mismas medidas y que los 5 caben dentro de la Matriz Universal que es la Esfera.

El Tetraedro es uno de los Cinco Sólidos Platónicos, que es un triángulo con base triangular. Tiene 6 aristas, 4 caras triangulares, 4 vértices. Símbolo de la SABIDURÍA por representar al fuego sagrado, el primer elemento.

En el mundo de la Geometría, el triángulo equilátero es la imagen simbólica de Dios, en la cual el que reconoce, lo reconocido y el reconocimiento constituyen una Unidad, Uno en Tres y Tres en Uno.

Los cinco sólidos Platónicos representan los cinco componentes fundamentales de la creación según la concepción antigua, ellos son: el Tetraedro el fuego, el Hexaedro (Cubo) la tierra, el Octaedro el aire, el Dodecaedro el éter, el Icosaedro el agua.
La creación de la vida es geométrica. La Estrella Tetraédrica es el patrón de la rejilla etérea que rodea cada ser humano. Las estrellas alrededor de los cuerpos físico, mental y emocional, rotan con códigos relacionados a la velocidad de la luz, creando un campo llamado Merkabah, un vehículo de Luz.

El Merkaba es un cuerpo, un objeto o una energía que traslada al ser humano hacia un nivel superior de conciencia. Los seres humanos vivimos dentro de una estrella tetraédrica, o sea, dos tetraedros entrelazados, que se les denomina en conjunto Vehículo MERKABA: MER: Reino de la Luz, KA: Espíritu, y BA: Cuerpo.

Desde la antigüedad, en las escuelas herméticas, se sabía que a través del uso de las Geometrías Sagradas uno podría recrear y activar un campo de energía (MERKABAH) alrededor del cuerpo físico, lo cual permitía la expansión de conciencia de quienes lo activaran, lo cual conduciría finalmente a la ascensión.

El Mercaba es un mandala de armonía y perfecto equilibrio. Regenera el campo electromagnético. Es energía creativa, el impulso vital, es el coraje y el equilibrio entre el macrocosmos y el microcosmos, entre los femenino y lo masculino.

 


.................................................................................................................................... subir

 
 

 

VOLVER A INICIO

Copyright © 2014-2015 Lucía Boero
Todos los derechos reservados